Neurinoma del acústico

Descubre cómo se forma este tumor situado en el oído y por qué es importante tratarlo.

Aunque el neurinoma no se trata de un tumor canceroso, es recomendable no dejarlo crecer y evitar que afecte a otros nervios.

El neurinoma del acústico es un tumor de crecimiento lento que aparece en el nervio vestibular y coclear, aquel que conecta el oído al cerebro.

Aunque no es canceroso, no conviene dejarlo crecer, pues al hacerlo podría dañar otros nervios importantes para nuestra audición.

Sus síntomas varían dependiendo del tamaño del tumor y de dónde se encuentre situado y, debido a su lentro desarrollo, suelen manifestarse después de los 30 años.

Entre estos síntomas están viejos conocidos de las patologías auditivas, como el tinnitus, el vértigo y la hipoacusia o pérdida de la audición. Otros menos comunes serían los mareos o el entumecimiento del rostro o de uno oído.