Síndrome de Usher

Una enfermedad poco común para la que se recomienda el uso de audífonos.

El síndrome de Usher puede afectar tanto a la audición como a la visión de quien lo padece.

Actualmente existen dos formas de esta patología en las que varía el grado de pérdida auditiva, pudiendo ser esta total o parcial.

El síndrome de Usher es una enfermedad hereditaria poco común. Las personas que la padecen nacen con hipoacusia y, con el tiempo, van también desarrollando un déficit de visión progresivo causado por una alteración del ojo conocida como Retinitis pigmentosa.

Hoy en día el síndrome se ha dividido en dos tipos principales. En uno de ellos el paciente sufre sordera total y pérdida de equilibrio y la Renititis se manifiesta antes de los diez años; en el segundo, la persona tiene pérdida auditiva parcial y su Renititis pigmentosa aparece antes de los veinte. En este caso, el uso de audífonos de calidad puede ser de gran ayuda.