¿Qué es la presbiacusia?

Con el paso de los años el ser humano llega a perder varias de sus facultades, entre ellas la de la audición.

Pero la presbiacusia no es el fin del mundo: gracias al uso de audífonos
nuestra audición aún tendrá una segunda vida. 

La presbiacusia es la disminución de la capacidad auditiva que se produce con el envejecimiento. Este tipo de pérdida auditiva empieza a manifestarse entre los 20 y 30 años y es a partir de los 50 años cuando se agrava.

Es importante diferenciar que, así como la hipoacusia sí puede estar relacionada con una patología del oído, la presbiacusia se debe únicamente a un desgaste de nuestro sistema auditivo.

Que no podamos recuperar esa facultad para oír que disfrutamos en la juventud no significa que tengamos que renunciar a todo lo que nos queda por escuchar: usar audífonos es hoy por hoy la manera más sencilla de conservar la salud auditiva.