¿Qué son los ruidos blancos?

Se trata de sonidos planos y constantes donde ninguna frecuencia sobresale por encima de otra

Sabemos que la falta de sueño puede afectar a la salud auditiva, pero ¿y si existen sonidos que nos ayudan a conciliar el sueño?

Estos sonidos reciben el nombre de sonidos blancos o ruidos blancos. Un ruido blanco es ese sonido que manda una señal aleatoria en el que todas sus frecuencias tienen la misma potencia y la misma sonoridad. Básicamente, los ruidos blancos son sonidos constantes y planos donde ninguna frecuencia suena más alta que otra. 

Cuando se produce un ruido blanco tenemos la sensación de estar escuchando un sonido ambiente. Es muy fácil acostumbrarse a ellos por su sonoridad y reproducción constante. Como el sonido de una cascada o una fuente, el ruido del ventilador o del aparato del aire acondicionado y el murmullo constante de la televisión. 

Se trata de ruidos uniformes a los que el oído se habitúa con facilidad. El ruido producido por electrodomésticos como la lavadora o el secador de pelo también son considerados ruidos blancos porque camuflan otros sonidos que pueden desconcentrarnos y nos aísla de otros ruidos. 

Además, gracias a las nuevas tecnologías, los ruidos blancos también se emiten a través de apps móviles que incorporan este tipo de sonidos o incluso existen listas de reproducción en Spotify que favorecen la relajación. Por ejemplo, la aplicación Google Home emite sonidos de lluvia o de una tormenta que ayudan a construir un ambiente tranquilo y apaciguado.  

El oído es un órgano muy sensible a cualquier tipo de sonido. Por ello, en situaciones donde el ruido puede perturbar el descanso o el sueño, las personas recurren a los ruidos blancos. Aunque los adultos los utilizan, los ruidos blancos funcionan mejor en los bebés. 

Son muchos los padres que se desesperan cuando su bebé no puede dormir. En ese caso, recurren a un sonido blanco como el de lluvia, las olas del mar o el crepitar de un tronco en el fuego de la chimenea. La relajación, la calma o la facilidad para conciliar el sueño son algunos de los efectos positivos de los ruidos blancos. 

El sentido del oído es el único que sigue funcionando durante el sueño. También sabemos que el oído y el estado de ánimo guardan una estrecha relación, lo que evidencia que existen sonidos agradables y sonidos desagradables para el oído

Los ruidos blancos se encuentran entre los sonidos que más nos relajan. Cada ruido blanco se presenta de forma plana en una gráfica y sus ondas sonoras son constantes. Los expertos en audición reconocen que aparte de contribuir a conciliar el sueño, también ayuda a mejorar la concentración y el grado de atención. 

Si entramos de lleno en el campo de la audición, el entrenamiento auditivo combina ruidos blancos con sonido ambiente. Las sesiones de entrenamiento auditivo ayudan a identificar e interpretar los sonidos cuando se recupera la audición gracias a los audífonos. Cada sesión se prepara con una serie de instrucciones para vuelvas a reconocer todos los sonidos que creías que habías olvidado. 

Ahora, puedes tener tu entrenamiento auditivo gratis valorado en 450€ si vienes a Audifón y compras tus audífonos de última generación. El entrenamiento auditivo es la mejor reeducación que tu oído puede tener. 

Busca tu centro auditivo más cercano y el equipo de audioprotesistas y de profesionales en la audición nos encargamos de cuidar de tu salud auditiva.