Sanidad insiste: audífonos sí, amplificadores no

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) avisa
de que el uso de los amplificadores de sonido puede provocar daños en el oído.

Desde Audifón no nos cansamos de prevenirte: tu buena salud auditiva depende del uso de audífonos de calidad y no de aparatos de amplificación que acaben afectando a tu audición.

Y también desde el Ministerio de Sanidad vuelven a dar la alarma respecto a esos aparatos que se venden como audífonos pero, lejos de ser la ayuda auditiva que necesitas, pueden derivar en una lesión del oído.

Para ello, para que tengamos muy clara la diferencia entre los dispositivos de calidad que encontrarás en Audifón y los simples amplificadores de sonido, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha elaborado un tríptico para recordarnos que los audífonos son un producto sanitario y los segundos tan solo aparatos electrónicos.

De hecho, avisan, hay una diferencia aún más clara entre ambos productos: los audífonos están destinados para personas con problemas de audición y los amplificadores de sonido para personas que no tienen ninguna deficiencia auditiva pero desean acentuar los sonidos en determinadas situaciones. "Por ejemplo - explican en AEMPS -  cuando el ruido ambiental puede interferir, o para ver la televisión mientras otra persona duerme, o para captar sonidos difíciles de percibir, como en actividades de caza u observación de aves".

Así que ya lo sabes, si tienes un problema de audición que quieres resolver de la manera adecuada, pásate por nuestros centros auditivos en toda España para que nuestros profesionales audioprotesistas te expliquen qué audífonos te devolverán la salud auditiva.