Conoce los tipos de pérdida auditiva más comunes

Dependiendo del tipo de pérdida auditiva que se sufra, hay que tomar unas soluciones u otras.

El deterioro del sentido del oído es un problema que, generalmente se suele presentar con el paso de los años, aunque también puede aparecer en edades tempranas.


La pérdida auditiva se puede manifestar de diferentes formas, y por lo general, quien la padece no suele darse cuenta hasta que la intensidad de la misma es muy profunda. Empieza a notarse cuando se complica la tarea de seguir el hilo de una conversación, cuando la televisión ya no se oye al volumen de siempre o cuando no se escucha el timbre de la puerta. Y cuando eso ocurre, ya se ha alcanzado una disminución considerable de la capacidad auditiva.

Por este motivo, desde Audifón, no cejamos en el empeño de repetir lo importante que es para todo el mundo realizarse una revisión auditiva al año. De esta manera, pueden detectarse de manera muy temprana anomalías en el oído y corregirse a tiempo.

Es importante conocer qué tipo de pérdida auditiva se sufre, ya que dependiendo de una u otra afectará a partes diferentes del oído. Éstas son las más frecuentes:

  • Pérdida Auditiva Conductiva

Este tipo de pérdida auditiva se produce cuando el exceso de cera o cerumen, la acumulación de líquido a causa de un resfriado o una simple otitis, bloquean el paso de las ondas sonoras en el oído externo u oído medio e imposibilitan su llegada al oído interno.

Puede ser leve o moderada, como también puede ser temporal o permanente. En caso de ser temporal puede solucionarse con una medicación o cirugía, pero también puede corregirse con el uso de audífonos.

  • Pérdida Auditiva Neurosensorial

En este caso el problema se presenta en el oído interno. Es decir, las ondas sonoras pasan sin dificultad por el oído externo y oído medio, pero el cerebro no es capaz de interpretar las señales eléctricas, ya que las células ciliadas están dañadas y no permiten el paso del sonido. 

Es el tipo de pérdida auditiva más frecuente, que se presenta en un 90% de los adultos que sufren problemas auditivos. Suele producirse por la exposición durante mucho tiempo a sonidos extremadamente altos, al deterioro del funcionamiento del oído fruto de la edad, por enfermedades como paperas, esclerosis múltiple, enfermedad de Meniérè o por la ingesta de determinados medicamentos ototóxicos. La solución auditiva más recomendada para este tipo de pérdida auditiva es el uso de audífonos.

  • Pérdida Auditiva Mixta

Tiene lugar cuando se produce una combinación de las dos anteriores. Es decir, cuando existe un daño tanto en el oído medio como en el interno. Para su tratamiento debe valorarse cual es la mejor solución, que consisten en medicación, cirugía, uso de audífonos e implante del oído medio.

Si has notado que tu audición no funciona igual que siempre debes ponerle remedio cuanto antes. Buscar una solución temprana puede evitar que la situación se complique en el futuro. Por eso, desde Audifón, te animamos a que te acerques a tu centro auditivo más cercano y solicites la realización de una audiometría para conocer el estado de tu audición.